Cine adaptado para personas con discapacidad visual

Accesibilidad y leyes incluyentes

Posted by on Jul 4, 2014

Accesibilidad y leyes incluyentes

Las estadísticas varían, se calcula que alrededor del 6% de la población Mexicana tiene alguna discapacidad. Es claro que la discapacidad no es una enfermedad, es una situación que puede desaparecer si eliminamos las barreras del entorno.

Las personas ciegas, sordas, usuarias de silla de ruedas, están en su mayoría perfectamente sanas y su “discapacidad” sólo surge cuando no hay lectores de pantalla, braile, sitios web accesibles, rampas, baños accesibles, intérpretes de lengua de señas, programas de televisión o videos con subtítulos, que les aseguren su inclusión plena en igualdad de oportunidades.

En Cine para Imaginar producimos accesibilidad a películas y cortometrajes mexicanos por medio de la audiodescripción, que básicamente es una voz en off que se utiliza para describir la información visual importante de los filmes, por medio de palabras, para que las personas con discapacidad visual entiendan las historias de principio a fin. La complejidad que esto conlleva va mucho más allá de una simple “descripción”: Es una traducción de signos visuales a verbales.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) establece cinco categorías que van desde la ceguera total hasta la posesión de un resto visual superior a 0’3. Nadie está exento de adquirir alguna discapacidad ni de ser privado de este mundo-imagen en el que vivimos.

En las presentaciones que Cine para Imaginar ha realizado durante los años, hemos conocido a muchas personas con discapacidad visual que nunca habían vivido la experiencia de ir al cine y que gracias a sus primeros acercamientos a este medio pueden ampliar su perspectiva, conocer géneros cinematográficos, mejorar su entorno o pasar un buen rato en compañía de sus seres queridos. Apoyados por nuestra formación de públicos hemos logrado que las personas con discapacidad visual puedan disfrutar de una película e incluso, hacer su propia película. Quizá resulte paradójico pensar en la ceguera y el cine como medios de convivencia, pero existen diversas manifestaciones artísticas que incluyen a la ceguera en los medios audiovisuales. Uno de los más grandes fotógrafos mexicanos reconocidos en el mundo era ciego, realizó una gran labor por la fotografía y la inclusion, falleció en el 2010 y su nombre es Gerardo Nigenda.

El cine es una práctica cultural vinculada con los derechos humanos, es una forma de educación social y de entretenimiento para los mexicanos. El cine vincula el patrimonio con la identidad y defiende la diversidad. No queremos pensar que el cine solo es una empresa en el que confluyen múltiples intereses de mercado.
Hacer accessible el cine para todos es facilitar la circulación del imaginario, facilitar su consumo para todos los públicos. El no hacerlo nos empobrece como nación.

México firmó en el 2007 la Convención Internacional sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad. El artículo 30 de la convención afirma que: “Los Estados Partes reconocen el derecho de las personas con discapacidad a participar, en igualdad de condiciones con las demás, en la vida cultural y adoptarán todas las medidas pertinentes para asegurar que las personas con discapacidad:

a) Tengan acceso a material cultural en formatos accesibles;

b) Tengan acceso a programas de televisión, películas, teatro y otras actividades culturales en formatos accesibles;

c) Tengan acceso a lugares en donde se ofrezcan representaciones o servicios culturales tales como teatros, museos, cines, bibliotecas y servicios turísticos y, en la medida de lo posible, tengan acceso a monumentos y lugares de importancia cultural nacional (…)”.

El pasado 25 de junio, México se sumó al tratado de Marrakech afirmando su compromiso con la accesibilidad y  adoptar o adaptar en su legislación nacional las disposiciones que permitan la reproducción, distribución y puesta a disposición del público de obras publicadas en formatos accesibles. Este tratado solo aplica para texto impreso y material de lectura.

Sin embargo, los pocos esfuerzos que se realizan por incluir a las personas con discapacidad visual al mundo del arte y la cultura no son suficientes ni satisfacen su derecho a la  información.

Durante los primeros días de julio de este año se está discutiendo en el senado la iniciativa legislativa en materia de telecomunicaciones, conocida como Ley Telecom, y existe un amplio debate sobre la falta de inclusión a la discapacidad en esta iniciativa.  Anteriormente, se presentó al Senado una propuesta de exposición de motivos y capítulo de accesibilidad a telecomunicaciones y radiodifusión por personas con discapacidad en el cual se propone, entre otras cosas, un plan de implementación progresiva de subtitulado en la programación televisiva, intérprete de Lengua de Señas Mexicana, accesibilidad para todas las páginas web de los entes públicos para distintos tipos de discapacidad etc.

 Cine para Imaginar seguirá trabajando en temas de accesibilidad, inclusión a la cultura y Derechos Humanos reiterando su compromiso con la población en general. Creemos que para lograr una sociedad incluyente necesitamos trabajar diversos temas sociales que van desde la sensibilización hasta la incidencia en políticas públicas. Sin embargo, apoyamos firmemente los esfuerzos por incluir la accesibilidad en la Ley Telecom y sabemos que falta mucho por hacer como sociedad.

Por una sociedad y leyes incluyentes: no podemos permitirnos seguir postergando esta necesidad.

#LeyTelecom #AccesoDiscapacidad #LeyesIncluyentes

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *